Tratamiento para tendinitis del manguito rotador con terapia celular

La tendinitis del manguito rotador es una condición común que afecta a personas de la tercera edad, a deportistas como nadadores o jugadores de tenis y a quienes realizan trabajo de fuerza o movimientos repetitivos con los brazos. Esta inflamación de los tendones del manguito rotador puede causar dolor intenso y reducir significativamente la movilidad del hombro, afectando el rendimiento deportivo y la calidad de vida de las personas. 

Actualmente hay diversos tratamientos tradicionales para tratar la tendinitis del manguito rotador, como medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia. Sin embargo, en los últimos años la terapia celular ha demostrado ser mucho menos invasiva y más efectiva a la hora de sanar este tipo de tendinitis.

En este artículo abordaremos cómo la Regeneración Naturalmente Guiada (que se desprende de la terapia celular), puede ayudar a reparar los tendones del manguito rotador y recuperar su funcionalidad en menor tiempo que las terapias convencionales. ¡Comencemos! 

¿Qué es la tendinitis del manguito rotador?

El manguito rotador está compuesto por cuatro músculos y sus tendones: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular. Juntos, estos músculos y tendones permiten una amplia gama de movimientos del hombro y brindan estabilidad a la articulación. Cuando uno o más de estos tendones se inflaman o se lesionan, puede resultar en tendinitis, dificultando la capacidad de la persona para realizar movimientos especialmente por sobre la cabeza.

La inflamación de los tendones causa mucho dolor y limita los movimientos del brazo, por lo que requiere de atención inmediata para aliviar sus síntomas y permitir al paciente retomar sus actividades favoritas y su rutina cuanto antes. De no tratarse la lesión y seguir forzando el hombro puede provocar una degeneración del tendón (conocido como tendinosis) o llegar a la rotura del tejido, siendo mucho más complejo y largo el tratamiento de recuperación. 

¿Cuáles son las terapias para el manguito rotador?

Tradicionalmente, el tratamiento para la tendinitis del manguito rotador incluye diversos enfoques que apuestan por el reposo y la recuperación de los tendones del manguito rotador. Estos pueden variar y depende de la gravedad de la tendinitis. 

Algunos de los tratamientos tradicionales más utilizados para tratar la tendinitis del manguito rotador son: 

  1. Reposo: Evitar actividades que empeoren los síntomas y permitir que los tendones sanen.
  2. Aplicación de hielo: Reducir la inflamación y el dolor mediante la aplicación de hielo en la zona afectada.
  3. Medicamentos antiinflamatorios: Uso de fármacos como el ibuprofeno para disminuir la inflamación y aliviar el dolor.
  4. Fisioterapia: Realizar ejercicios específicos para fortalecer los músculos del manguito rotador y mejorar la movilidad del hombro.
  5. Terapia con ultrasonido o láser: Técnicas que ayudan en la reducción del dolor y la inflamación.
  6. Inyecciones de corticosteroides: Administración de medicamentos directamente en la zona inflamada para proporcionar un alivio más rápido.
  7. Cirugía: En casos graves, la reparación quirúrgica del tendón lesionado puede ser necesaria para restaurar la función del hombro y aliviar el dolor.

Para lesiones leves se recomiendan el reposo, hielo, antiinflamatorios y fisioterapia. En casos más severos, puede ser necesaria la cirugía. Sin embargo, estos métodos pueden ser invasivos y requieren un tiempo de recuperación prolongado. Además, estos métodos no siempre abordan la causa raíz de la tendinitis.

Técnica de Regeneración Naturalmente Guiada (RNG) para el tratamiento de tendinitis del manguito rotador

La técnica de Regeneración Naturalmente Guiada (RNG) ha surgido como una alternativa prometedora y menos invasiva para tratar la tendinitis del manguito rotador. Esta técnica se basa en la terapia celular autóloga, utilizando la sangre del propio paciente para crear el biomaterial L-PRF (Leukocyte and Platelet Rich Fibrin), que ayudará a regenerar los tendones dañados. 

Fibrinógeno líquido: Proteína que participa en la formación de coágulos de sangre en el cuerpo
Fibrinógeno líquido en jeringa para la administración en tendones del manguito rotador.

¿Cómo funciona la técnica RNG?

El proceso RNG comienza con la evaluación médica del paciente y su lesión para que el doctor determine un diagnóstico e indique el tratamiento apropiado. El procedimiento inicia con la extracción de una pequeña muestra de sangre del paciente. Esta sangre se procesa para concentrar las plaquetas, leucocitos, células regenerativas y factores de crecimiento en un biomaterial llamado L-PRF. Este biomaterial se aplica como Fibrinógeno Líquido directamente en el área afectada del tendón del manguito rotador, estimulando la regeneración celular y promoviendo una recuperación más rápida y efectiva.

Para implementar la técnica RNG en el tratamiento de la tendinitis del manguito rotador, los profesionales de la salud deben seguir estos pasos:

  1. Evaluación del paciente: Realizar una evaluación completa del paciente para confirmar el diagnóstico de tendinitis del manguito rotador y determinar la idoneidad de la técnica RNG, además de la cantidad de sesiones a necesitar.
  2. Extracción de sangre: Extraer una muestra de sangre del paciente para crear el biomaterial L-PRF.
  3. Preparación del L-PRF: Procesar la sangre en una centrífuga especial validada por la FDA (agencia Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.). 
  4. Aplicación del L-PRF: Aplicar el biomaterial L-PRF como Fibrinógeno líquido directamente en el área afectada del tendón bajo condiciones estériles.
  5. Seguimiento y rehabilitación: 10 días después del procedimiento, el paciente debe asistir a un control para supervisar la progresión del paciente y ajustar el programa de rehabilitación según sea necesario para optimizar la recuperación. El paciente debe suspender sus actividades físicas o de esfuerzo durante estos 10 días y retomarlos una vez que el médico lo indique apropiado.

Beneficios de la técnica RNG:

  • Autóloga y natural: Utiliza las propias células del paciente, eliminando el riesgo de rechazo o reacción adversa.
  • Reducción del dolor y la inflamación: Los leucocitos y factores de crecimiento presentes en el L-PRF ayudan a reducir la inflamación y el dolor, mejorando el confort del paciente.
  • Aceleración de la recuperación: Promueve la regeneración celular del tendón, permitiendo una recuperación más rápida en comparación con los métodos tradicionales.
  • Menos invasiva: No requiere cirugía, reduciendo el tiempo de inactividad y las complicaciones asociadas con procedimientos quirúrgicos.

El futuro del tratamiento para la tendinitis y el rol de la RNG

La técnica RNG representa un avance significativo en el tratamiento de la tendinitis del manguito rotador, ofreciendo una solución eficaz y menos invasiva que podría redefinir el enfoque terapéutico para esta condición. 

La tendinitis del manguito rotador ya no tiene que ser una sentencia de tiempo fuera para disfrutar del deporte y realizar tu trabajo. Con la técnica de regeneración naturalmente guiada, es posible lograr una recuperación rápida y efectiva, permitiéndoles volver a su actividad con menos molestias y en menos tiempo.

No dejes que la tendinitis te detenga; explora las posibilidades de la regeneración naturalmente guiada hoy mismo. Agenda tu hora médica en nuestro sitio web. También puedes realizar tus consultas en nuestro Whatsapp +56 9 9733 3199. 

¡Atrévete a descubrir cómo la técnica RNG puede transformar tu recuperación y volver a hacer lo que amas sin dolor!

Sugerencias de lectura

Lesiones, heridas y enfermedades

Reumatismo en las manos: conoce de qué trata esta enfermedad

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Cómo curar el dolor lumbar crónico?: Tratamiento con medicina regenerativa

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Cuál es la diferencia entre tendinitis y tendinosis?

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?