¿Cómo tratar una quemadura química?

Nuestra piel está expuesta a sufrir lesiones de diversa índole. Las quemaduras químicas son algunas de las heridas que podemos sufrir a lo largo de la vida, ya que las personas están expuestas a sustancias cáusticas de uso doméstico y laboral. Por ello, es muy importante que las personas sepan cómo prevenir este tipo de lesiones y qué hacer en caso de sufrir una quemadura química. 

En este artículo, te contamos detalles de cómo se producen las quemaduras químicas, qué medidas preventivas debes tomar y cómo puedes sanar este tipo de herida usando la terapia celular regenerativa.

¿Qué son las quemaduras químicas?

Las quemaduras químicas son heridas que se forman en la piel al estar en contacto con alguna sustancia química corrosiva. Estas sustancias, también conocidas como “sustancias cáusticas”, podemos encontrarlas en productos domésticos como detergentes, líquidos desinfectantes, de limpieza, etc; como también en algunos productos químicos de uso industrial. 

Este tipo de quemaduras pueden provocarse de tres maneras: contacto directo de la sustancia con la piel, la inhalación de vapores tóxicos o la ingestión de sustancias corrosivas. La gravedad de una quemadura química depende de diversos factores, como la naturaleza y concentración de la sustancia, la duración del contacto, la cantidad de piel afectada y la rapidez con la que se toman medidas para tratar la lesión.

Consecuencias de las quemaduras químicas

Las quemaduras químicas pueden ser superficiales, afectando las primeras capas de la piel o ser profundas, comprometiendo otros tejidos. Además, las quemaduras químicas desarrolladas por inhalación o ingestión de sustancias cáusticas, afectan el interior del organismo y requieren de atención médica inmediata. 

Es importante tomar medidas inmediatas si ocurre una quemadura química. El tratamiento puede incluir lavar abundantemente la zona afectada con agua, quitar la ropa contaminada, buscar atención médica y seguir las indicaciones específicas para el tipo de sustancia química involucrada. Sin embargo, cuando la quemadura es de segundo o tercer grado, es urgente acudir al médico para que evalúe y dirija el tratamiento adecuado para la lesión. 

¿Cómo tratar una quemadura química?

El tratamiento de una quemadura química puede variar según la gravedad de la lesión y el tipo de sustancia química involucrada. Si la quemadura se provocó con algún producto de uso doméstico, se deben seguir las recomendaciones que salen en el envase. Sin embargo, si la molestia persiste o el daño es severo, se debe acudir a urgencias. En cualquier caso, se debe retirar lo más posible el químico que ocasionó la quemadura y cubrir la herida con un gasa limpia para protegerla de posibles infecciones hasta llegar a urgencias.

Existen distintos tratamientos que se pueden aplicar en las quemaduras químicas. Estas se centran en la limpieza de la herida y el seguimiento de la regeneración de los tejidos hasta que cicatrice de forma normal. Recientemente, se está tratando este tipo de quemaduras con terapia celular, la cual se centra en la regeneración de la piel y otros tejidos para sanar por completo la herida. 

Dentro de la terapia celular se desarrolló la técnica de regeneración naturalmente guiada (RNG), un método de curación 100% autólogo que solo requiere de la sangre del mismo paciente para preparar el biomaterial que se utilizará para estimular la regeneración de los tejidos. 

  1. Lo primero es asegurarse de que no quedan restos del químico que provocó la quemadura.
  2. La enfermera extraerá sangre del brazo del paciente para preparar el biomaterial L-PRF, un concentrado plaquetario rico en células y otros elementos sanguíneos que estimula la regeneración de los tejidos duros y blandos.
  3. Se limpia la zona a tratar para remover el tejido muerto y cualquier infección que pueda dañar aún más la quemadura. 
  4. Según las condiciones de la herida, el L-PRF se convertirá en membrana, gel o fibrinógeno líquido para ser aplicado sobre la quemadura.
  5. Luego se procede a vendar la herida para evitar que esta se infecte e interrumpa el tratamiento. 

Cabe destacar que según la gravedad de la quemadura, se evaluará el número de sesiones a realizar. Estas se realizan cada 7 días hasta la cicatrización total de la quemadura.

Sana rápido con regeneración naturalmente guiada

En RNG Salud realizamos curaciones de heridas y quemaduras de cualquier tipo, promoviendo la regeneración acelerada de tejidos. Nuestra atención personalizada se basa en seguir el avance de las curaciones hasta que la herida sane al 100%.

Agenda tu consulta de evaluación para que un especialista evalúe tu caso y te explique el procedimiento junto con sus beneficios. 

Sugerencias de lectura

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Cuál es la diferencia entre artrosis y artritis?

Lesiones, heridas y enfermedades

Reparación de tejidos para el tratamiento de artrosis de columna 

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Cómo tratar la artrosis de rodilla con terapia celular?

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?