¿Cómo se realiza la curación de heridas con terapia celular?

El proceso de curación de heridas implica el cuidado y reparación de los tejidos. Nuestro cuerpo tiene la capacidad de curarse por sí solo a través de las células regenerativas que cumplen la función de reparar las fibras musculares, capas de la piel y otros tejidos.

Este proceso lo has visto en heridas superficiales como rasmillones y pequeños cortes que, al cabo de unos días y con cuidados básicos cómo desinfectar la herida y aplicar un parche curita, sana completamente, dejando a veces una leve cicatriz. Ese mismo mecanismo utiliza la terapia celular para tratar heridas crónicas y profundas, que requieren de cuidados más específicos y de ayuda para sanar completamente.

En este artículo profundizaremos sobre cómo la terapia celular ayuda a curar las heridas graves como las úlceras y lesiones profundas.

¿Qué es la curación de heridas?

Ante cualquier tipo de lesión, nuestro cuerpo busca la forma de regenerar aquellos tejidos que han sido dañados. Las heridas leves pueden sanar por sí solas, sin requerir de atención médica. Basta con aplicar suero fisiológico para desinfectar y, poner una bandita o parche  para proteger la herida y esperar unos días hasta que sane completamente. Sin embargo, las heridas graves y crónicas requieren de atención profesional para sanar.

Al ser heridas complejas que comprometen diversos tejidos, para el organismo le es mucho más difícil curarse a sí mismo. Ante esto, se han ideado diversas estrategias de curaciones que ayudan al cuerpo a regenerarse y evitar infecciones en la lesión. 

La terapia celular es una de las técnicas nuevas que se están empleando para la curación de heridas, donde la técnica de regeneración naturalmente guiada (RNG) ha sido empleada para tratar heridas odontológicas, úlceras, pie diabético, quemaduras y otras heridas complejas. 

¿Cómo se debe realizar la curación de una herida con la técnica RNG?

Antes de iniciar la curación con la técnica RNG, el paciente debe pasar por una evaluación. Este procedimiento permitirá definir la gravedad de la lesión y definir el plan de tratamiento.

En cada sesión, el procedimiento será el siguiente:

1. Extracción de sangre

El paciente ingresa a la sala de curaciones y se acuesta sobre la camilla. La enfermera o TENS procede a extraer una porción de sangre desde el brazo para crear el biomaterial que se aplicará en la herida. 

extracción de sangre desde el brazo a paciente 

2. Procesamiento del biomaterial

La sangre extraída es procesada en una centrífuga especial certificada por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos en español). Este proceso, que dura alrededor de 15 minutos, separa los componentes regenerativos del resto de la sangre para así crear el biomaterial L-PRF, que es un concentrado de células regenerativas. 

centrífuga con muestra de sangre para procesar el biomaterial L-PRF

3. Limpieza de la herida

Mientras la sangre se está procesando, la enfermera o TENS limpiará la herida, retirando tejidos dañados y aplicando suero o un limpiador especial para heridas, además de limpiar y proteger la piel circundante a la herida.

4. Aplicación del biomaterial

Una vez completado el proceso de creación del L-PRF, el biomaterial se procesa como una fina membrana que será aplicada sobre la herida a tratar. Luego, la enfermera o TENS aplicará esta membrana sobre el lecho de la herida. Esta actuará por una semana para estimular la regeneración de los tejidos, donde la herida irá teniendo avances tras cada sesión. 

membrana L-PRF sujetada con una pinza y espátula quirúrgica.

5. Vendaje de la herida

Una vez que se ha aplicado la membrana sobre la herida, se procede a cubrirla con apósitos y/o vendas. Esto permite fijar la membrana y proteger la herida de infecciones que puedan alterar o agravar la lesión. Dependiendo del tipo de herida, el paciente podría necesitar adicionar una media o venda compresiva.

vendaje de mano en curación de heridas

Este procedimiento se repetirá en cada sesión, hasta que la herida se haya curado. Es importante que cada paciente siga las indicaciones del médico, enfermera o TENS para velar por una pronta recuperación. En caso de una nueva lesión o que la herida se vuelva a abrir, se deberá acudir al centro para iniciar un nuevo tratamiento. 

Recupérate pronto y vuelve a hacer lo que te gusta

En RNG Salud no te ofrecemos curas milagrosas, sino que un procedimiento médico que cuenta con respaldo científico y casos de éxito en el tratamiento de heridas complejas. Si tienes úlceras, pie diabético, quemaduras o heridas de gravedad que han tardado en sanar, la técnica RNG te ayudará. 

Contáctanos a nuestro whatsapp +56997333199 para resolver tus dudas y agendar una hora con nuestros especialistas. Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a seguir leyendo más contenido sobre terapia celular y cuidados de heridas en nuestro blog

Sugerencias de lectura

Lesiones, heridas y enfermedades

7 beneficios de la terapia celular para tratar heridas complejas

Lesiones, heridas y enfermedades

Los beneficios de la terapia celular para la regeneración muscular

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Esguince o desgarro?: Aprende a reconocerlos

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?