¿Cuál es la diferencia entre tendinitis y tendinosis?

¿Sufres de dolor en las manos, codos, hombros, o cualquier otra articulación después de tus entrenamientos o tras largas horas en la oficina? Es muy probable que este malestar sea una tendinitis, sin embargo, puede que la lesión sea mucho más compleja y haya progresado a una tendinosis.

En este artículo, abordaremos qué son la tendinitis y la tendinosis, cuáles son sus diferencias y cómo están relacionadas estas enfermedades. 

¿Qué son la tendinitis y la tendinosis?

Son dos enfermedades que se desarrollan en los tendones, tejido fibroso que une el músculo al hueso. Ambas están reconocidas como tendinopatías y son una respuesta al desgaste o sobreexigencia de los tendones provocados por movimientos repetitivos y de alta exigencia, además de cuidado deficiente de la lesión.

¿Cuál es la diferencias entre tendinitis y tendinosis?

Pese a que los nombres son similares y, que algunas personas suelen confundirlos, no se debe olvidar que son patologías diferentes que impactan de forma distinta los tendones de las articulaciones. Entender sus diferencias es crucial para elegir el tratamiento más adecuado. 

  • Tendinitis: El término viene acompañado de “itis”, que significa inflamación y, en este caso, se genera en el tendón.  La tendinitis es una respuesta directa a una lesión o al sobreesfuerzo, resultando en dolor y sensibilidad cerca de la articulación afectada. Esta condición es particularmente común en individuos que realizan tareas repetitivas, deportistas, o en personas de edad avanzada.
  • Tendinosis: Esta se refiere a la degeneración del tendón a nivel celular, causada por una lesión crónica o el envejecimiento, sin presentar inflamación. Es una degeneración de la estructura tendinosa, sin signos significativos de inflamación crónica. La tendinosis es, a menudo, el resultado de una tendinitis mal tratada o ignorada, llevando a un daño más profundo y persistente.

En síntesis, la principal distinción radica en que la tendinitis es una inflamación, mientras que la tendinosis se refiere a una degeneración crónica. 

¿Cómo se relacionan la tendinitis y la tendinosis?

Aunque son distintas, ambas condiciones están estrechamente relacionadas. La tendinitis podría considerarse como el estadio inicial, donde el tendón se inflama debido a la irritación o sobreesfuerzo. Sin embargo, si esta condición se deja sin tratamiento adecuado, podría evolucionar hacia la tendinosis, implicando un daño más severo y degenerativo que toma más tiempo en sanar producto del daño celular en los tendones.

Causas de la tendinitis y la tendinosis

El origen de las tendinopatías se deben frecuentemente a una lesión en los tendones o a la ejecución de movimientos repetitivos y sobreesfuerzos. Es muy común entre quienes realizan actividad física, quienes realizan acciones repetitivas en una misma articulación, posturas incorrectas durante largos periodos, estilos de vida sedentarios, o como resultado de la edad y desgaste general de los tendones.

Regeneración naturalmente guiada para reparar los tendones

En el último tiempo, las terapias para tratar la inflamación de tendones y la degeneración celular, se están centrando en la regeneración de sus tejidos. En esta área, la terapia celular ha demostrado ser efectiva en la recuperación temprana y eficaz de los tendones, disminuyendo su inflamación y recuperando su funcionalidad. 

La Regeneración Naturalmente Guiada (RNG) es una técnica que utiliza el principio de autorregeneración del organismo  para sanar lesiones y heridas. A través de la sangre viajan células regenerativas, plaquetas y factores de crecimiento que ayudan a reparar las células dañadas para restaurar el organismo. La técnica RNG replica el proceso natural del cuerpo para acelerar y estimular la regeneración celular de lesiones graves o complejas.

La terapia RNG utiliza células regenerativas del propio paciente para acelerar la curación de lesiones complejas en los tendones. Desde la sangre del paciente se obtiene el biomaterial Fibrina Rica En Plaquetas Y Leucocitos (L-PRF), un concentrado regenerativo que se aplica como Fibrinógeno líquido en los tendones dañados para estimular la regeneración. 

La cantidad de sesiones necesarias varía según la gravedad de la lesión, y se puede complementar con kinesiología y/o terapia ocupacional para recuperar la movilidad de la articulación. Para avanzar en el proceso de recuperación y evitar recaídas, es crucial cambiar los hábitos que causaron la lesión.

Si quieres saber más sobre este tratamiento para tu tendinitis o tendinosis, agenda tu hora de evaluación. Al realizar una revisión física y de imagenología, el médico indicará las sesiones que necesitarás y tratamiento complementario para ayudarte a sanar de tu tendinitis o tendinosis. ¡Contáctanos!

Sugerencias de lectura

Lesiones, heridas y enfermedades

¿Cómo la medicina regenerativa ayuda en el manejo del dolor crónico?

Lesiones, heridas y enfermedades

Beneficios de la medicina regenerativa en el tratamiento de artrosis

Lesiones, heridas y enfermedades

Úlcera varicosa en la pierna: cuidados que debes tener

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?