L-PRF v/s PRP: conoce las diferencias de estos biomateriales

Existen distintos tratamientos dentro de las terapias celulares y, por lo mismo, según el enfoque, utilizan distintos biomateriales para reparar tejidos blandos y duros. En este artículo abordaremos las diferencias entre el plasma rico en plaquetas (PRP) y la fibrina rica en plaquetas y leucocitos (L-PRF). 

PRP y L-PRF: Biomateriales para la regeneración de tejidos

Dentro de las terapias de regeneración celular existen dos biomateriales muy utilizados: el plasma rico en plaquetas (PRP) y la fibrina rica en plaquetas y leucocitos (L-PRF). Ambos se obtienen de la sangre del paciente, aprovechando los componentes naturales para la regeneración de tejidos. Sin embargo, la composición de cada uno son distintas, ya que uno de ellos es 100% autólogo (extraído de la sangre del paciente), mientras que el otro utiliza aditivos para su preparación.

Fibrina rica en plaquetas y leucocitos (L-PRF)

El L-PRF es un concentrado de, plaquetas, fibrina, glóbulos blancos (leucocitos), factores de crecimiento y otros  elementos que se utiliza para la regeneración de tejidos. Este biomaterial se obtiene de la sangre del mismo paciente, siendo procesada en una centrífuga especial que tiene el potencial de separar el material regenerativo del resto de los componentes de la sangre. 

Al no contener ningún aditivo ni químico, el L-PRF es más estable y actúa de la misma manera que lo haría en condiciones naturales. Una vez aplicado libera factores de crecimiento de manera lenta y prolongada por alrededor de 7 días, generando condiciones óptimas para la regeneración por un periodo prolongado. Este mecanismo facilita la reparación de tejidos duros y blandos.

mano sosteniendo tubo con muestra de L-PRF. Parte baja con tono rojo oscuro contiene glóbulos rojos y parte de arriba con color amarillo transparente contiene plaquetas, leucocytos, factores de crecimiento y otros elementos que participan en el mecanismo de regeneración de tejidos. 
Biomaterial L-PRF luego de ser procesado. La parte amarilla corresponde al biomaterial autólogo que se utiliza en tratamientos de regeneración de tejidos.

Este biomaterial puede ser aplicado en forma de membrana, gel, plugs, block y fibrinógeno líquido, según el tejido y la lesión que se requiera reparar. Por ejemplo, para el tratamiento de tendinitis y lesiones musculares se utiliza el fibrinógeno líquido, mientras que para heridas se aplica la membrana. 

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

El PRP es un biomaterial que combina plaquetas y factores de crecimiento provenientes de la sangre con aditivos como anticoagulante y activante para su formulación. Al igual que el L-PRF se utiliza en tratamientos para la degeneración articular, quemaduras y heridas complejas, además de tener aplicaciones en la medicina estética. 

mano sosteniendo tubo con muestra de PRP. Parte baja con tono rojo oscuro contiene globulos rojos y parte de arriba con color amarillo transparente es el PRP. 
Muestra de biomaterial PRP después de ser procesado con aditivos. La parte amarilla con tono transparente corresponde al PRP a utilizarse en tratamientos regenerativos o estéticos.

Los aditivos del PRP cambian su estructura molecular induciendo la liberación rápida y corta de factores de crecimiento, pero también la vuelve menos estable y suele disolverse mucho más rápido. Por ello, cumple su función por sólo 48 horas, para luego ser eliminado por las vías naturales del organismo. Su aplicación es mediante inyección en la zona a tratar y suele requerir unas 3 sesiones para obtener los resultados deseados.

¿Cuál es la diferencia entre PRP y L-PRF?

La diferencia principal entre estos biomateriales es que el L-PRF es 100% autólogo y el PRP tiene aditivos y anticoagulantes exógenos en su composición. Es decir, el L-PRF mantiene sus propiedades naturales intactas, mientras que el PRP requiere de manipulación bioquímica para obtener el biomaterial. 

Además, existe una diferencia molecular que hace que ambos actúen de forma distinta en el organismo. El PRP, al tener aditivos, libera factores de crecimiento en menor tiempo, pero se desvanecen mucho más rápido en el organismo. En cambio, el L-PRF libera los factores de crecimiento de forma paulatina concentrándose mucho más en la lesión para su sanación. 

L-PRF en el tratamiento de regeneración naturalmente guiada

La técnica de regeneración naturalmente guiada (RNG) es una opción terapéutica para tratar enfermedades como la tendinitis, artrosis, heridas complejas y lesiones deportivas, entre otras complicaciones de salud. 

Este tratamiento utiliza el biomaterial L-PRF, el cual actúa sobre los tejidos acelerando la cicatrización y regeneración de tejidos duros y blandos. Los factores de crecimiento y proteínas promueven la reproducción celular, ayudando a reparar los tejidos dañados en menor tiempo. 

Si quieres saber si tu lesión, herida o enfermedad puede tratarse con la técnica RNG, ¡Contáctanos! Te invitamos a leer más artículos sobre terapia celular, lesiones y cuidados en nuestro blog

Sugerencias de lectura

Terapia celular regenerativa

Recupérate de tus lesiones y heridas con la técnica RNG

Terapia celular regenerativa

Los beneficios de la medicina regenerativa para tratar heridas y lesiones

Terapia celular regenerativa

Tratamientos de regeneración de tejidos: diferencia entre L-PRF, plasma rico en plaquetas y células madres

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?