¿Cuáles son los cuidados del pie diabético para una correcta recuperación?

El pie diabético es una afección que padecen las personas que sufren de diabetes (tipo I o II). Se presenta como una infección o ulceración que destruye los tejidos del pie, provocando dolor, molestias y complicaciones graves en el paciente. Su manejo adecuado es crucial para prevenir que la herida crezca, se infecte y genere complicaciones mayores. 

En este artículo te compartiremos los cuidados claves que debes tener si sufres de pie diabético, para que cuides de tu lesión, tu diabetes y sepas cuándo debes acudir con un especialista para tratar la herida. 

El riesgo del pie diabético

Aquellas personas que sufren de diabetes deben prestar especial atención a las lesiones en sus pies. El origen del pie diabético está vinculado principalmente a la afectación de los nervios (neuropatía) y a los problemas de circulación sanguínea (enfermedad vascular periférica) asociados con la diabetes, por lo que los pacientes experimentan la falta de sensibilidad (no se percibe el dolor o heridas en el pie) y el deterioro vascular (exceso de glucosa en la sangre). 

El peligro de esta condición es que el cuerpo no logra cicatrizar de forma rápida las heridas, aumentando el riesgo de infecciones que puedan dañar la condición de salud y movilidad del pie. El no tratar y cuidar de forma oportuna el pie diabético, puede conducir a la amputación de la extremidad, dificultando la calidad de vida del paciente. 

¿Cuáles son los cuidados del pie diabético?

Como dice el refrán, “prevenir es mejor que curar”. A las personas que padecen diabetes, se les indica desde un comienzo qué cuidados debe tener con sus pies para evitar el pie diabético. 

Los principales cuidados que deben tener las personas con diabetes en sus pies son: 

1. Inspección diaria

Cuando las personas tienen diabetes, los pies están más propensos a sufrir heridas. Realizar una inspección diaria puede ser muy beneficioso para detectar ampollas, heridas, hinchazón u otros problemas y así tratar de inmediato. 

2. Higiene 

Lava tus pies diariamente con agua tibia y jabón suave, asegurándote de secar bien los espacios entre los dedos con una toalla de papel para evitar la proliferación de hongos. Evita la exposición prolongada al agua caliente para prevenir la resequedad de la piel. Para secar, no frotes la toalla, pásala por encima con cuidado para eliminar el exceso de humedad.

3.Cuida tu calzado

Para evitar que el pie se lesione, es importante no andar descalzos y usar calcetines y calzado que sea cómodo, lo suficientemente blando y que no apriete los pies. 

4. Mantén tu piel hidratada

Evitar la resequedad de nuestra piel favorece que no esté propensa a daños. Aplica crema hidratante en los pies de forma diaria (no entre los dedos), idealmente por la noche. Esta acción reduce las grietas y posibles infecciones.

5. Corte de Uñas

El cuidado en el corte de uñas es primordial. Se deben cortar las uñas de forma recta y no muy cortas para evitar las uñas encarnadas. Se recomienda el uso de lima para esmeril las uñas. En caso de una uña encarnada, acudir al médico de forma inmediata. Se recomienda que el corte de uñas lo realice un podólogo.

6. Evite la humedad

En invierno es muy común que los pies se enfríen, estando húmedos y expuestos a hongos. Es muy importante preservar el calor usando calcetines y calzado que den calor a los pies para protegerlos y evitar lesiones. 

7. Asista a control periódico

Cumple con las visitas regulares con tu médico tratante de la diabetes y con el podólogo. Esto te ayudará a mantener tus niveles de glucosa estables y a evaluar la salud de tus pies. Si tienes alguna lesión, acude a un profesional de inmediato, no esperes a que se infecte o la herida crezca. 

¿Cuáles son las complicaciones del pie diabético?

El pie diabético si no es tratado a tiempo, puede generar complicaciones serias en el paciente. El cuerpo pierde capacidad para sanar las lesiones dado el alto nivel de azúcar en la sangre, generando malestar y siendo mucho más propenso al desarrollo de infecciones. El no cuidar oportunamente las heridas del pie diabético puede provocar una gangrena, dañando los tejidos del pie y terminar en la amputación de la extremidad. 

Por ello, es fundamental que las personas con diabetes tomen medidas para prevenir las complicaciones del pie diabético, como mantener niveles adecuados de glucosa en sangre, cuidar adecuadamente los pies, usar calzado adecuado y realizar revisiones regulares con un médico para detectar cualquier problema de manera temprana.

Si ya cuentas con una úlcera por pie diabético e infección, debes realizar un tratamiento de curación avanzada para limpiar la lesión y estimular su cicatrización. La técnica de regeneración naturalmente guiada (RNG) es un método terapéutico muy efectivo para tratar heridas crónicas. Se basa en el procedimiento natural que tiene el cuerpo para curar lesiones y heridas. 

Si quieres saber más sobre este tratamiento, en este artículo te explicamos cómo funciona la terapia de RNG en el tratamiento de heridas del pie diabético. También puedes realizar tus consultas a nuestro whatsapp +56997333199 y agendar una hora de evaluación para conocer el estado de tu pie diabético y si es posible aplicar esta terapia en ti. 

Sugerencias de lectura

Cuidados del paciente

Conoce qué es el Método PRICE y cómo aplicarlo

Cuidados del paciente

¿Cómo saber si tengo un esguince? Conoce sus señales y tratamiento

Cuidados del paciente

Cuidados post tratamiento de una lesión muscular

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?